No pagar el recibo del seguro de vida: ¿cuáles son las consecuencias?

Si se ha contratado un seguro de vida, pueden existir diversas razones por las que no abonar las primas convenidas cuando se formaliza el contrato de la póliza, aunque no es una buena idea dejar de pagar. La legislación que regula el sector, la Ley del Contrato de Seguro, dictamina en su Artículo 14 que las primas han de abonarse mediante domiciliación bancaria.

Cuando se ha emitido el recibo, la aseguradora da por satisfecho el pago correspondiente. Si en la cuenta del cliente no hay fondos o si el asegurado especifica que no se cobre, la compañía enviará una carta certificada a su cliente para notificarle por escrito este impago.

Impago de seguros de vida

La situación de impago del seguro de vida se contempla en el artículo 15 de la misma ley. Cuando se ha recibido la notificación por parte de la aseguradora, el asegurado dispone de un plazo de 30 a 50 días para abonar la cuota correspondiente. Si no se hace así, el contrato que regula la póliza queda extinguido automáticamente. Si se paga tarde la prima, pero se paga antes de que el seguro deje de funcionar, se activará de nuevo la protección que ofrece el mismo 24 horas después de abonada la prima.

Extinción de una póliza de vida

Hay que tener en cuenta que, cuando se contrata un seguro, hasta que no se realiza el pago de la primera cuota, el seguro no entra en funcionamiento. Esto es determinante en especial en seguros como los de automóvil o de hogar, ya que se pueden necesitar antes de que se pongan en marcha las coberturas que ofrecen. En el caso de los de vida, no suele suceder que se necesite antes de pagar la primera cuota.

Si la compañía así lo decide, el plazo de extinción de un seguro suele ser de alrededor de 6 meses después del vencimiento de la prima que no se ha abonado, ya que se entiende que el contrato queda extinguido pues el cliente se ha desentendido de los pagos que tiene que abonar.

Posibles embargos por impago del seguro de vida

  • Pero cuidado, esto no es un buen método para rescindir un contrato. Mucha gente cree que simplemente dejando de pagar se finiquita el contrato con la aseguradora. Pero ésta puede no estar de acuerdo. Si no se paga, la compañía puede no finalizar la póliza, por lo que habría que pagar en cualquier momento la deuda acumulada.
  • Por otra parte, como en todas las deudas de cualquier sector, la aseguradora puede enviar los datos de su cliente a un registro de morosos si se reclama por la vía judicial la cantidad no abonada, lo que puede tener consecuencias muy graves en el patrimonio del asegurado, llegando hasta el embargo de cuentas o bienes.

Es mejor cancelar el seguro de vida por la vía tradicional, de la forma que hemos explicado en anteriores artículos.

Si lo que quiere es contratar y no cancelar su póliza, utilice nuestro buscador de seguros, donde encontrará una completa comparativa de las principales aseguradoras (AXA, Aegon, Fiatc…) al mejor precio, completamente personalizada, según la cantidad que quiera asegurar y la prima que desea pagar. O póngase en contacto con nosotros si quiere más información.

 
 
 

© 2017 Comparador de seguros de Vida baratos online – Segurosdvida.es