Cuestionario de salud en los seguros de vida: ¿en qué consiste?

Si alguna vez ha contratado un seguro de vida, sabrá que, antes de formalizarlo, se ha de superar un cuestionario de salud. Se realiza para que la aseguradora pueda conocer nuestro historial médico y cerciorarse de que no padecemos ninguna enfermedad grave, que desestimaría la contratación del seguro. Es un mecanismo de seguridad que utilizan las compañías para hacer frente a posibles malas prácticas por parte de algunos clientes. Así minimizan el factor riesgo. Para asegurarse del todo del estado de salud del tomador del seguro, muchas veces las aseguradoras obligan a pasar una revisión médica al futuro asegurado.

Según datos de la Dirección General de Seguros y Planes de Pensiones, todas las compañías que operan en España en la actualidad deben solicitar este cuestionario. Y es que la Ley de Contrato de Seguro, en su artículo 10, indica que el tomador del seguro ha de declarar al asegurador todos los datos relevantes para la valoración del riesgo a través de un cuestionario. En este cuestionario, el posible cliente ha de declarar las enfermedades tanto pasadas como presentes. En función de las respuestas, la aseguradora valorará el riesgo que corre y se aprobará o descartará el contrato de la póliza. Los cuestionarios suelen ser muy detallados y, por eso, revisten cierta complejidad a la hora de cumplimentarse.

En los últimos tiempos, las compañías tienden a presentar cuestionarios más simples y concisos, aunque en ocasiones las preguntas son complicadas y el asegurado ha de cerciorarse de que contesta correctamente, para que más adelante no se presente algún problema por haber contestado de forma incorrecta.

Partes del cuestionario médico de los seguros de vida

En general, estos cuestionarios están estructurados en tres grandes bloques:

  • Hábitos de salud: en esta parte se pregunta sobre el consumo de alcohol o de tabaco, si se hace ejercicio a menudo o si se practican deportes de riesgo
  • Historial médico: hay que proporcionar información más o menos exhaustiva sobre las enfermedades que se han padecido, con especial hincapié en las dolencias crónicas. También hay que reseñar las intervenciones quirúrgicas o los motivos de las últimas bajas médicas
  • Estado de salud actual: Preguntas sobre el estado de salud en el momento en el que se firma el seguro: en esta sección se han de aportar datos sobre dolencias recurrentes, alergias, si se toma algún medicamento, etc.

¿Tiene dudas sobre alguna cuestión en concreto del cuestionario médico?

No se preocupe, las propias aseguradoras ponen a su disposición un servicio de orientación, que le aclarará las dudas que le puedan surgir. Lo que no debe hacer en ningún caso es seguir adelante si no tiene claro cómo debe contestar a una pregunta.

¿Qué ocurre una vez cumplimentado el cuestionario de salud para el seguro de vida?

Si ya ha cumplimentado el cuestionario, la entidad aseguradora puede pedir un análisis médico sobre alguna dolencia en concreto que se haya indicado padecer en el cuestionario. Si no se solicita ninguna prueba extra, el contrato sigue su curso.

Pero ¡cuidado! si la aseguradora considera que se ha ocultado información sobre algún punto importante, puede cancelar determinadas coberturas o incluso rescindir la póliza, lo que puede producirse en el plazo de un mes, siempre que pueda demostrar que el cliente ocultó esa información de forma deliberada. Si tiene pensado contratar una póliza de vida y no conoce las consecuencias de no contestar al cuestionario en este articulo tiene más información.

Si todavía no ha contratado un seguro de vida, antes de hacerlo, utilice nuestro buscador para encontrar el más adecuado a sus circunstancias entre las principales aseguradoras del país, en función de la cantidad que desee asegurar, así como su edad. Puede conocer de forma sencilla y rápida el precio de su póliza que le ofrecen aseguradoras de referencia. Si quiere contratarlo, no tiene más que contactar con nosotros.

 
 
 

© 2017 Comparador de seguros de Vida baratos online – Segurosdvida.es