Fiscalidad de los seguros de vida riesgo

Los seguros de vida riesgo son un tipo de pólizas muy comunes en la actualidad, que tienen unas características específicas, no solamente en su funcionamiento, también en su fiscalidad.

Es importante realizar unas consideraciones previas sobre cómo tributa este producto, para analizarlas cuando se tenga que realizar la declaración de hacienda correspondiente.

Un seguro de vida es algo que sirve para garantizar la estabilidad económica de los familiares y allegados en caso de producirse el fallecimiento o la invalidez absoluta del asegurado. Si la póliza se pone en funcionamiento, las indemnizaciones percibidas han de tributar de manera específica.

Para explicar mejor cómo funciona la fiscalidad de este tipo de seguro, hay que distinguir a las distintas figuras implicadas, que son:

  • El tomador, que es la persona que suscribe la póliza
  • El asegurado, que es la persona que asume el riesgo, tanto si se trata de su patrimonio económico como sus intereses
  • El beneficiario, que es la persona (o personas) que tiene derecho a la indemnización

Retenciones de los seguros de vida riesgo

En este tipo de pólizas, el tomador y el asegurado son la misma persona. En lo que puede haber diferencias es en la siguiente relación, ya que el tomador y el beneficiario pueden ser la misma persona o personas distintas. En el caso de que sean el mismo, se tributa mediante IRPF, como renta del capital mobiliario, y sus retenciones dependen de la cantidad asegurada:

  • Para los casos en los que se perciban menos de 6.000 euros, se retiene un 21%, según marca la legislación vigente
  • Si se perciben entre 6.000 y 24.000 euros, la retención asciende al 25%
  • Si la indemnización es superior a 24.000, se retiene el 27%

Si el tomador y el beneficiario son personas diferentes, la póliza tributa por el Impuesto de Sucesiones y Donaciones (ISD), que depende de la ley que redacte cada Comunidad Autónoma. Por ejemplo, en Madrid, en la actualidad este impuesto es prácticamente inexistente, ya que está bonificado en un 99% y el 1% restante es una medida de control tributario y no recaudatorio. En otras comunidades, el porcentaje puede variar considerablemente. Así que, independientemente de la cantidad percibida, se cobrará íntegramente en Madrid pero no así en otros lugares.

En el caso de una invalidez permanente o de enfermedades graves, para los seguros de vida que ofrezcan estas coberturas, las tributaciones también son mediante IRPF y ISD respectivamente.

Hay un par de excepciones: si la aseguradora es una Mutua de Previsión Social y la póliza está contratada como un seguro para autónomos, se tributa mediante IRPF, como rendimientos de trabajo; y si la tributación de la prestación es por rendimientos del trabajo, tanto si se desgravan las primas como si no.

Somos expertos en seguros de vida. Si quiere encontrar el más adecuado a sus necesidades, utilice nuestro buscador, que le ofrecerá el precio exacto de la póliza que necesita, siempre de compañías aseguradoras de referencia. Y póngase en contacto con nosotros si necesita más información.

 
 
 

© 2017 Comparador de seguros de Vida baratos online – Segurosdvida.es