Fiscalidad de seguros de vida de entidades bancarias

¿Va a firmar una hipoteca? Es bastante probable que tenga que contratar un seguro de vida vinculado al crédito hipotecario cuyo beneficiario sea la entidad bancaria que le concede el préstamo. Aunque estos seguros no son obligatorios, el banco suele vincular la concesión de la hipoteca a la firma de esta póliza. Si no se accede a firmar, las condiciones del préstamo pueden variar. Antes de firmar, es recomendable considerar si el encarecimiento de la cuota compensa el renunciar a la póliza, como hemos explicado anteriormente. En muchas ocasiones, es mejor opción contratar una póliza con otra entidad en lugar de hacerlo con el banco.

Si finalmente se decide a adquirir el seguro de vida del banco, es importante que conozca su fiscalidad, ya que esta clase de préstamos tiene unas condiciones especiales que hay que valorar a la hora de hacer la declaración de la renta.

Una póliza de este tipo es muy útil, ya que sirve para proteger principalmente los intereses del banco, pero también los de los allegados si se produce el fallecimiento del asegurado, ya que la deuda queda saldada de forma automática y así los herederos no tienen que seguir pagando este préstamo.

Los seguros de vida más habituales que ofrecen los bancos y cajas de ahorros son los vinculados a las hipotecas, en función de la concesión de un préstamo

Los seguros de vida de entidades bancarias vinculados a una hipoteca (en general, todos los que están vinculados al préstamo de un banco) tienen un funcionamiento muy sencillo: la prima se paga de forma anual desde que se contrata el crédito hasta que termina de pagarse, y normalmente la cantidad que se ha de abonar oscila en función del dinero que queda por devolver al banco. Aunque también se puede pagar a prima única, lo que es sensiblemente más caro, o nivelarla para pagar la misma cantidad todos los meses hasta la finalización del préstamos. A estas pólizas también se las conoce como seguros de amortización de préstamos e hipotecas.

En general, el beneficiario de estos seguros es el banco, aunque se puede modificar este aspecto para cambiarlo o incluir a algunos allegados. Éste es el aspecto del contrato que determina la fiscalidad de la póliza.

Cómo tributan los seguros de vida vinculados a la hipoteca en función del beneficiario

Las pólizas de los créditos hipotecarios son seguros de capital decreciente y tributan en función del beneficiario que se designe. Existen dos supuestos bien diferenciados:

  • Si el beneficiario es el banco o caja de ahorros, los herederos del asegurado, en el caso de se produzca el fallecimiento, no tendrán que pagar el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, pues el dinero que se recibe de la aseguradora está destinado al cambio de una deuda. Si sobra algo de dinero después de amortizar el seguro, se tributará mediante el IRPF.
  • Si el beneficiario es un heredero o varios, se tributará el dinero mediante el Impuesto de Sucesiones y Donaciones. Es importante señalar en este punto que hay algunas Comunidades Autónomas en este país que no obligan al pago de este impuesto, por lo que, por ejemplo, en Madrid, se abona solamente una cantidad simbólica, como método de control tributario.

Y, si se ha decidido por contratar un seguro de vida en una correduría, puede utilizar nuestro buscador para encontrar el más adecuado a sus características, siempre de aseguradoras de referencia. Contáctenos para más información.

 
 
 

© 2017 Comparador de seguros de Vida baratos online – Segurosdvida.es