II Estudio del déficit de las pensiones en España de Aviva

El déficit de las pensiones se ha convertido en un problema importante en España. Debido al envejecimiento de la población, a la tasa de paro endémica y a los bajos salarios, en los próximos años, las pensiones públicas tendrán que reducirse considerablemente.

Por eso, las empresas de seguros y planes de pensiones están desarrollando estudios en los que calculan la cantidad que necesitaremos para mantener nuestro nivel de vida cuando nos jubilemos, ya que nuestra pensión será exigua y, a todas luces, insuficiente

La aseguradora Aviva acaba de presentar su “II Estudio sobre cálculo del desajuste en las pensiones en Europa”, una propuesta en la que se analiza el futuro de las pensiones en España y en otros países europeos. El Instituto Aviva propone además una serie de medida para compensar este futuro descenso de las pensiones.

¿Cuáles son las conclusiones más importantes a las que ha llegado el estudio?

En primer lugar, que el déficit de las pensiones en España es de 191.000 millones de euros, lo que supone un 12% más del déficit de 2010, cuando Aviva realizó el primer estudio. Además, el déficit de la Seguridad Social hará que las pensiones medias se reduzcan. En el futuro, es probable que se legisle para que desciendan las pensiones más altas, aunque se mantengan las mínimas.

Gracias al cambio de legislación sobre la edad de jubilación, se ha conseguido que este déficit no aumente un 7% más, aunque esta medida no puede ser la última, ya que los pensionistas serán cada vez más y más numerosos, mientras que el fondo destinado a ellos será cada vez menor.

Soluciones al déficit de las pensiones

¿Cuáles son las posibles soluciones al déficit de las pensiones, según propone Aviva?

  • Lo principal es dar a conocer este problema: una gran mayoría de ciudadanos no es consciente del deterioro del sistema de pensiones públicas, y de que, cuando les llegue la edad de jubilación, los trabajadores van a cobrar mucho menos de lo que cobra un jubilado actual. Por eso, se debe completar la futura pensión pública con el ahorro privado durante toda la vida laboral.
  • Se impone un cambio de actitud: para mantener nuestro nivel de vida, es probable que debamos trabajar más años, incluso teniendo que compaginar el trabajo y la jubilación durante una temporada, algo para lo que son necesarios cambios en la legislación laboral como el que se ha producido recientemente.
  • Las administraciones públicas han de trabajar codo con codo con las instituciones privadas para atajar el problema que puede suponer este descenso del poder adquisitivo, poniendo en marcha campañas de información para que los trabajadores sepan a qué atenerse cuando se retiren.
  • La fiscalidad de los trabajadores se ha de modificar para potenciar el ahorro. Aviva recomienda tres pilares en los que sustentar esta estrategia: incentivación, neutralidad y simplicidad.
  • Por último, para el sector privado, se recomienda que se desarrollen productos de ahorro sencillos y adaptados a cada persona, que sean accesibles, para fomentar por su parte un ahorro que tiene que ser, por fuerza, cada vez mayor.

El estudio ha sido realizado conjuntamente por el Instituto Aviva y la consultora Deloitte. Se puede consultar íntegramente en este enlace.

 
 
 

© 2017 Comparador de seguros de Vida baratos online – Segurosdvida.es