Qué es el reaseguro

Un concepto interesante en torno a las pólizas es el del reaseguro. Vamos a tratar de manera sencilla qué es. Se trata de la manera que tienen las aseguradoras de disminuir los riesgos que corren con pólizas que se consideran que tienen un riesgo alto. Es como un seguro del seguro, en el que la compañía subcontrata los riesgos con otra compañía.

Entre ambas compañías se firma un contracto por el que la conocida como reaseguradora asume una parte de los costes (o la totalidad, depende del contrato) si llega a producirse un siniestro.

Características de los reaseguros

Hay algunas características importantes del reaseguro que hay que tener en cuenta:

  • El asegurado no tiene ninguna relación contractual con la reaseguradora, todas las gestiones y reclamaciones han de dirigirse a la compañía de seguros con la que se haya firmado la póliza
  • Una aseguradora puede suscribir un solo reaseguro o varios para la misma póliza
  • La compañía de seguros puede elegir las reaseguradoras en función de sus necesidades
  • Los reaseguros mejoran la solvencia de las empresas, además de disminuir considerablemente los riesgos

Tipos de reaseguro

El reaseguro es importante para mantener estable el precio de las pólizas, ya que las empresas pagan menos en caso de siniestros de este modo. En función de si la reaseguradora asume todo el riesgo o solamente una parte, se habla de reaseguro parcial o reaseguro total. Este último es muy poco común, ya que la misma concepción del reaseguro consiste en dividir los riesgos.

También hay otra clasificación para los reaseguros:

  • Reaseguro proporcional: el riesgo que asume la compañía reaseguradora es proporcional a la parte de las primas que cobra por la póliza al asegurado. La prima se divide entre la reaseguradora y la compañía aseguradora original, y el riesgo también. En el caso de que el asegurado tuviese que reclamar el dinero de su póliza, ambas compañías tienen que abonárselo, a pesar de que no haya una relación contractual.
  • Reaseguro no proporcional: en esta ocasión el reasegurador actúa solamente compensando cuando el coste del siniestro supere una cantidad previamente estipulada. En este caso, el asegurado no tiene ninguna clase de relación con la reaseguradora. Tanto es así que, si su aseguradora quiebra, no podrá reclamar ningún tipo de derechos a la reaseguradora: tendría que dirigirse directamente al Consorcio de Compensación de Seguros, que es el que se hace cargo de las pólizas en estos casos en nuestro país.

Dentro del programa específico para el sector seguros de la Unión Europea Solvencia II, los requisitos de fiabilidad de las aseguradoras se han endurecido. Por eso, se usan en muchos casos los reaseguros porque, gracias a ello, se reparten las responsabilidades entre varias compañías, limitándose la presión de una sola sobre sus siniestros. También permite a las aseguradoras asumir más riesgos y ampliar de este modo la oferta de seguros y la cartera de clientes.

 
 
 

© 2017 Comparador de seguros de Vida baratos online – Segurosdvida.es