Seguros cibernéticos

Uno de los productos más novedosos del sector de los seguros es el de las pólizas que cubren delitos cibernéticos, ya que, a medida que nuestra presencia online es cada vez más importante y usamos los aparatos electrónicos para cada vez más actividades distintas, estos delitos crecen exponencialmente cada año en todo el mundo.

Qué son los delitos cibernéticos

¿Qué se puede calificar como delitos cibernéticos? En ellos incluiríamos:

  • El hackeo de una página web, sobre todo para robar información, modificarla o destruirla
  • Los denominados “ataques de fuerza bruta”, que son los que se realizan para averiguar contraseñas, tanto de mails como de otros servicios
  • Robo de datos de tarjetas de crédito o débito para usarlos en compras en tiendas online
  • Uso de ordenadores u otros dispositivos sin autorización del propietario o alojamiento de virus, troyanos o malware para espiar, dañar los equipos, etc.

Estos problemas son especialmente graves para las empresas, que en muchos casos utilizan información confidencial.

Uno de los países europeos donde más delitos de estas características se cometen es, precisamente, España, donde los ataques se centran sobre todo en las empresas. Esto ocurre porque, según recientes estudios, las pequeñas y medianas empresas españolas no se protegen convenientemente contra los ataques, aunque las grandes compañías sí hayan comenzado a tomar medidas. Las empresas que se dedican a las Tecnologías de la Información son las que más ataques de este tipo sufren, aunque también hay muchas del sector financiero, de la venta al por menor y de la administración pública. Todas ellas tienen algo en común: utilizan datos personales y bancarios. Por eso, deben protegerse convenientemente para evitar su robo y utilización fraudulenta.

Coberturas de los seguros cibernéticos

¿Qué protección ofrece un seguro cibernético? Las coberturas que se dan en este tipo de pólizas son muy variadas. En general, protegen ante pérdidas de datos, denuncias de la Agencia de Protección de Datos o reclamaciones de terceros. Más concretamente:

  • Si se produce un ciberataque externo, se cubrirán los daños causados por pérdida, robo, alteración o destrucción de información
  • Robo de soportes físicos, como ordenadores, discos duros, dispositivos portátiles, etc.
  • Consecuencias del acceso de los trabajadores de una empresa a su información confidencial
  • Las ciberamenazas, también cada vez más comunes
  • Gestión de crisis producidas por alguna de las prácticas anteriores, con el apoyo de asesores especializados
  • Compensaciones económicas y gastos de las costas legales por las posibles denuncias que puedan derivar de la pérdida de datos
  • En algunos casos, soporte informático y recuperación de los datos perdidos o dañados

Algunas de las aseguradoras más importantes de nuestro país ya se han lanzado a comercializar este tipo de seguros, como es el caso de Allianz, con su ‘Allianz Cyber Protect’. Este novedoso producto incluye una gran cantidad de coberturas, desde la de responsabilidad civil hasta la asistencia en gestiones de crisis, gracias a la presencia de expertos, pasando por pagos en caso de reducción de beneficios o por multas de los organismos reguladores.

Según recientes previsiones, el mercado de los seguros cibernéticos puede alcanzar un valor de 20.000 millones de dólares en 2025, creciendo a un imparable ritmo de un 20% anual.

 
 
 

© 2017 Comparador de seguros de Vida baratos online – Segurosdvida.es