Seguros de vida para fumadores, ¿son más caros?

Una cuestión bastante espinosa a la hora de contratar un seguro de vida es la de si el futuro asegurado es fumador. El tabaco, como demuestran diversos estudios científicos, supone un serio riesgo para la salud y puede acortar la esperanza de vida. Las aseguradoras, al activar una póliza de vida, tienen en cuenta todas las variables que afectan a la longevidad de sus futuros clientes, y determinados hábitos pueden hacer que las primas que han de pagarse suban considerablemente o incluso que no se materialice el seguro.

Como ya hemos explicado en ocasiones anteriores, antes de formalizar cualquier contrato, la aseguradora facilita al posible cliente el cuestionario de seguros de vida. Se trata de una serie de preguntas del estado de salud de la persona que quiere contratar el seguro, y en el que hay que incluir datos sobre dolencias pasadas o presentes, enfermedades crónicas, ingresos hospitalarios o hábitos de vida, como la práctica de deportes o el consumo de alcohol y tabaco. Normalmente, fumar no es un motivo para que la póliza no llegue a firmarse (como si lo son determinadas patologías o la práctica de deportes de riesgo) pero provoca que el precio de las primas que hay que pagar aumente de forma considerable. También depende de cuánto se fume: no es lo mismo hacerlo ocasionalmente que fumar más de la media de España. La última estadística indica que los fumadores españoles fuman unos 7 cigarrillos al día. Existe una tasa a la nicotina que aplican muchas compañías aseguradoras, en función del número de cigarrillos que fume cada asegurado.

Un 29% de los españoles fuman, una media de 7 cigarrillos al día. Las primas de los seguros de vida suben considerablemente en función del tabaco que se consuma

Lo que no se debe hacer bajo ningún concepto es mentir en el cuestionario, ya que, aunque se haya firmado el contrato del seguro, éste puede llegar a invalidarse si la aseguradora comprueba que el cliente ha faltado a la verdad en alguna de las cuestiones, o no abonar el pago de la indemnización a los allegados si el asegurado fallece, sin posibilidad de reclamación. Por otro lado, si el asegurado deja de fumar y demuestra que no la ha hecho durante un año, las primas bajarían de precio hasta la cantidad que pagan los no fumadores.

Las aseguradoras de todo el mundo intentan cada vez con más ahínco promover el abandono del tabaco entre sus asegurados. En Holanda, una compañía, Menzis, ofrece importantes descuentos en las primas de sus pólizas si el cliente deja de fumar, ya ya hemos hablado de iniciativas en España, como la de las pólizas que comercializa Aviva, que incluyen un seguimiento de la salud del asegurado, un programa de ejercicios y la propuesta de hábitos saludables para que no haya que utilizar la póliza de vida.

Si quiere contratar un seguro de vida perfecto para usted, utilice nuestro comparador de pólizas, en el que tendrá acceso a los datos de pólizas de las aseguradoras más importantes de nuestro país, con productos personalizados en función de sus edad y de la cantidad que desee asegurar. Y, si quiere adquirir la suya la mejor precio, póngase en contacto con nosotros por teléfono o a través de nuestro formulario de contacto.

 
 
 

© 2017 Comparador de seguros de Vida baratos online – Segurosdvida.es