Seguros para la infidelidad de empleados

El concepto de infidelidad de empleados ha sido acuñado por las aseguradoras para determinados comportamientos negativos de un empleado de una compañía que pueden provocar perjuicios económicos en la empresa en la que desarrolla su labor.

Este tipo de pólizas protege al empleador de posibles actuaciones de las personas que le prestan servicio.

Coberturas de los seguros para la infidelidad de empleados

Entre los casos de los que protege el seguro de infidelidad de empleados encontramos:

  • Estafas y fraudes aprovechándose del puesto ocupado
  • Falsificación de datos o de documentos
  • Malversaciones
  • Sustracciones o apropiación indebida de documentos, mercancías, o dinero en metálico
  • Abuso de confianza y utilización de información considerada confidencial

Todas estas actuaciones tienen un denominador común: suponen pérdidas económicas para la empresa, que es lo que compensaría la aseguradora. También existen diversas actuaciones que el seguro no cubre.

Casos en los que la póliza de infidelidad de empleados no tiene validez

La póliza no actuará si la empresa pierde dinero por:

  • Actos fraudulentos o criminales de los asegurados o socios
  • Errores y omisiones de contabilidad
  • Pérdida de dinero que esté contenido en máquinas de ventas o entretenimiento, a no ser que la cantidad que incluyen se registre constantemente
  • Dinero o mercancías, si en el momento en el que se roban o pierden están custodiados por una empresa de vehículos blindados
  • Pérdidas provocadas por amenazas

Normalmente, estos seguros se utilizan sobre todo en empresas que se dedican a actividades como el comercio o el sector servicios: empleados de oficina, de banca, dependientes, transportistas, etc. Aunque en la actualidad, estas pólizas están empezando también a cubrir a otro tipo de profesiones, como los empleados de hogar.

En general, en este caso concreto no es un seguro específico, sino una cobertura dentro de los seguros multirriesgo que se contratan para proteger nuestras casas de cualquier desperfecto. En este caso, se cubren los mismos supuestos que los ya citados anteriormente, como hurtos, robos, malversaciones o falsificaciones, pero en circunstancias en las que el trabajador aprovecha el acceso a la intimidad de nuestro hogar. La única condición que se ha de cumplir para beneficiarse de esta cobertura es que el trabajador esté contratado y dado de alta en la seguridad social.

Los límites de la cobertura de estas pólizas son muy amplios, ya que se puede contratar una cifra distinta en función de la actividad de la compañía, del puesto que ocupe el trabajador, etc.

Si quiere más información sobre seguros, póngase en contacto con nosotros, somos expertos en pólizas de vida.

 
 
 

© 2017 Comparador de seguros de Vida baratos online – Segurosdvida.es