Seguros para museos y galerías de arte

Hay ciertos objetos que han de estar asegurados, pues son especialmente valiosos. Es el caso de las obras de arte, ya sean pinturas, esculturas, muebles, libros, litografías, láminas, fotografías, etc. Por eso, todos los museos y las galerías de arte cuentan con seguros especiales para proteger todo lo que albergan, ya que el arte está expuesto a sufrir desperfectos, robos y al deterioro que se produce por el paso del tiempo, entre otros contratiempos.

Muchas grandes aseguradoras comercializan estas pólizas, en especial para las grandes colecciones públicas y privadas, pero también hay pequeñas empresas especializadas en galerías y propiedades de particulares.

Coberturas de los seguros para obras de arte

Estas pólizas están pensadas para proteger íntegramente una obra de arte. Entre las coberturas que pueden incluir los seguros de obras de arte para museos, galerías, instituciones, etc., podemos destacar:

  • Transporte de las obras: es el principal motivo por el que cuadros y demás pueden sufrir desperfectos. Muchos museos y galerías prestan sus obras a otras instituciones y, aunque el transporte sea lo más cuidadoso posible, pueden producirse daños, que el seguro cubrirá.
  • Robos: a pesar de las más sofisticadas medidas de seguridad, pueden producirse sustracciones, que estarán cubiertas por la póliza.
  • Daños materiales: todos los espacios están expuestos, por ejemplo, a las inclemencias del tiempo. Por eso, si se producen desperfectos por culpa del agua, la reparación de los mismos corre a cuenta de la aseguradora. También se incluyen los daños que puedan producirse por el fuego o el humo en caso de producirse un incendio.
  • Manipulación: aunque estén avisados, muchos visitantes de museos y galerías llegan a tocar las obras y dañarlas. Estas pólizas tienen en cuenta esta circunstancia.
  • Responsabilidad civil de restauradores de arte: cuando una obra se enfrenta a una restauración, el proceso completo está cubierto por la aseguradora, que se hará cargo si se produce un desperfecto imprevisto.

Estas pólizas incluyen un alto grado de personalización y las compañías saben adaptarse a la perfección a cada espacio y a la colección u obras en concreto. Incluso algunas de ellas ofrecen la tasación en el caso de colecciones particulares que no hayan sido expertizadas. Se pueden contratar estos seguros para proteger una colección permanente, así como una exposición temporal, tanto si se trata de instituciones públicas como de empresas privadas o por parte de un restaurador o empresa de restauración.

Las pólizas para proteger el arte aseguran los daños que se pueden producir debido al transporte, al fuego, a las inclemencias meteorológicas, a los robos o a la deficiente manipulación

Estas pólizas de arte también están a disposición de particulares: muchos coleccionistas albergan obras de gran valor en sus domicilios. Y muchas personas, aunque no se dediquen al coleccionismo, también guardan en sus casas un patrimonio familiar que incluye objetos artísticos relevantes. Entre este tipo de objetos podemos encontrar los instrumentos musicales antiguos, que tienen sus propios seguros específicos, de los que hemos hablado hace poco.

 
 
 

© 2017 Comparador de seguros de Vida baratos online – Segurosdvida.es