21
Sep
Los seguros de vida no tienen máximo de edad

Edad máxima para contratar un seguro de vida

Los seguros de vida ya no tienen límite de edad

Si alguna vez has contratado un seguro o has valorado la opción de hacerlo, sabrás que la edad es un factor determinante en el precio de la póliza. En los seguros de vida, la ecuación es bastante sencilla: a mayor edad del asegurado, más elevado será el precio. De hecho, a partir de los 50 años aumenta el precio de contratación, ya que se ha estudiado que es la edad a la que el riesgo aumenta.

Pero, ¿se puede contratar un seguro de vida a cualquier edad? La respuesta es negativa. Los menores de 14 años no podrán contratar un seguro de vida en ningún caso, mientras que aquellos que estén en la franja de edad entre 14 y 18 necesitarán autorización de padre, madre o tutor legal.

La edad mínima está estipulada por la Ley de Contrato de Seguro, pero la edad máxima no está marcada por ley. A continuación te contamos qué restricciones ponen las compañías aseguradoras para contratar un seguro según la edad que tengas.

Contratar un seguro de vida con más de 65 años

En muchas ocasiones, las compañías se resisten a conceder un seguro de vida a una persona mayor de 65 años, ya que se considera una edad de entrada bastante elevada. Sin embargo, el aumento de la esperanza de vida y el crecimiento de la población han provocado que cada vez haya más personas interesadas en contratar un seguro de vida tras los 65 años. Por tanto, las compáñías han empezado a ofrecer productos que se adapten a la demanda.

Por ejemplo, existen los seguros de vida vitalicios, que normalmente no tienen límite de edad para la contratación ni duración limitada, y por tanto son seguros que cubren hasta el momento del fallecimiento. Son una buena combinación, ya que actúan como mecanismo de ahorro para la jubilación y también como cobertura para los seres queridos tras el fallecimiento.

Otro ejemplo de producto creado pensando en ese sector de edad a partir de los 65 años son los seguros de vida para jubilados. En este caso, es un seguro que se puede contratar hasta los 79 años, y que cubre hasta los 99. Como es natural, las cuotas a pagar son mucho más caras porque el riesgo es mucho más elevado a estas edades.

Hay que recordar que, a la hora de contratar un seguro, se tiene en cuenta la edad actuarial. Esto quiere decir que se toma como edad del tomador la correspondiente a fecha del cumpleaños más cercano, ya sea anterior o posterior a la contratación de seguro. Por ejemplo, si el seguro se contrata en agosto y el tomador cumple años en octubre, se cogerá la edad que tendrá en ocutbre y no en agosto.

Cuándo contratar un seguro de vida

Ya hemos comentado por qué es más caro contratar un seguro de vida a partir de los 50 años, pero ahora veamos cuál es el mejor momento para contratar un seguro de vida.

Antes de los 30 años es raro contratarlo. Es una edad donde no suele existir una carga familiar ni económica, por lo tanto asegurarse a largo plazo no suele estar entre las preocupaciones de los jóvenes. De todas formas, los precios de los seguros de vida para jóvenes son bastante buenos y no es, en assoluto, una mala idea hacerse con uno.

La franja entre los 30 y los 50 años es donde más común es contratar un seguro de vida. En estos periodos es normal tener una pareja e hijos. Perder una de las figuras que ingresan dinero en la familia se convierte en un riesgo grave y surge la necesidad de contratar un seguro de vida.

A partir de los 50 años, como hemos dicho, el precio de la póliza aumenta considerablemente (más aún a partir de los 65) debido al aumento del riesgo.

Más allá de las diferentes franjas de edad, siempre es un buen momento para hacerse con un seguro de vida que te aporte tranquilidad a ti ya tus seres queridos. Si quieres un seguro como este o de cualquier otro tipo, puedes utilizar nuestro comparador y encontrar una póliza a medida que cubra tus necesidades.