11
Oct
Prima mínima para fraccionar un seguro de vida

Fraccionamiento del pago de un seguro de vida

La prima mínima para fraccionar varía según la compañía aseguradora

El pago de la prima del seguro es la principal obligación para el tomador del seguro. Las consecuencias del impago de un seguro de vida pueden llegar a ocasionar la extinción de la propia póliza.

La opción más económica para pagar la prima es hacerlo en un pago único, pero en muchas ocasiones no se puede afrontar el pago de una sola vez. Por eso, las aseguradoras ofrecen la alternativa de fraccionar la prima del seguro de vida en mensualidades. A continuación te contamos cual es la prima mínima para fraccionar un seguro de vida y cuáles son las características de un seguro de vida fraccionado.

Prima mínima para fraccionar un seguro de vida

Es muy importante valorar las opciones y calcular el precio de los seguros de vida antes de contratarlos. Para tener la opción de fraccionar un seguro de vida hay que tener en cuenta ciertas variables.

La primera de ellas es que no todas las compañías admiten este tipo de pago. Es conveniente asegurarse de que tu compañía te va a permitir fraccionar el pago de tu seguro y, si estás decidido a llevar a cabo este tipo de pago, procura evitar las compañías que no admiten el fraccionamiento de la prima del seguro de vida.

Otra de las variables a tener en cuenta es el importe mínimo a fraccionar en el seguro. Normalmente, la aseguradora establece una cantidad límite para fraccionar el seguro. Si la cantidad pactada estuviese por debajo, esta modalidad de pago no estaría disponible. El importe varía en función de la compañía aseguradora así que no existe una cantidad fija. Por poner un ejemplo, la prima mínima para fraccionar un seguro de vida con AXA es de 60€ al mes.

Hay ciertas compañías que no establecen ningún mínimo para el fraccionamiento y permiten que haya primas mensuales de valor bastante bajo.

Características de un seguro de vida fraccionado

Se trata de una prima temporal: La compañía y el tomador acuerdan un periodo de tiempo y unas cantidades específicas que se reflejan en el contrato. Se debe tener en cuenta que las compañías no están obligadas a admitir el fraccionamiento del pago en un seguro de vida, por lo que antes de elgir aseguradora, es recomendable informarse.

El precio final es más elevado: Por mucho que se evite un gran desembolso inicial, la realidad es que saldrá más caro fraccionar la prima. Esto se debe a que existe un porcentaje de recargo que se acumula al precio de la propia prima.

Se deben abonar todas las cuotas: Aunque el seguro se resuelva y el contrato llegue a su fin, las mensualidades deben pagarse por completo. Asumir el coste del seguro fraccionado en mensualidades en ningún caso supone el fraccionamiento del contrato.

El tipo de pago puede cambiarse: Aunque en el momento de la contratación se haya decidido llevar a cabo un determinado tipo de pago, este se podrá cambiar durante la vida del seguro. Concretamente, se podrá hacer este trámite en el periodo de renovación de la póliza.

Ahora que ya sabes cuál es la prima mínima para fraccionar un seguro de vida y conoces las ventajas de fraccionar el pago de un seguro de vida, puedes entrar en nuestra web y contratar un seguro con las mejores compañías. Utiliza nuestro buscador si quieres encontrar un seguro que se adapte perfectamente a tus características.