14
Sep
Protégete con un seguro de dependencia

Seguros que cubren la dependencia

Los gastos de una persona dependiente pueden ser muy altos

La dependencia es una situación de Invalidez Permanente que tiene lugar cuando una persona pierde su autonomía física o psicológica y requiere la ayuda de otros para desarrollar actividades cotidianas. Para estar cubierto ante estos imprevistos, existen los Seguros de Dependencia.

Grados de dependencia

Existen diferentes grados de dependencia según las actividades que pueda realizar el sujeto sin ayuda:

Grado I - Dependencia Moderada: 25 a 49 puntos según el Baremo de Valoración de la Dependencia. Se trata del grado de dependencia más bajo. En este nivel, la persona necesita ayuda solo una vez al día para hacer actividades básicas.

Grado II - Dependencia Severa: 50 a 74 puntos según el Baremo de Valoración de la Dependencia. En este caso, la persona necesita ayuda dos o tres veces para sus actividades diarias pero no es necesario el apoyo permanente de un cuidador.

Grado III - Gran Dependencia: 75 a 100 puntos según el Baremo de Valoración de la Dependencia. El grado de dependencia más alto establece que la persona necesita el apoyo continuo e indispensable de otra persona, ya que carece de autonomía personal.

¿Por qué son necesarios los Seguros de Dependencia?

Como es natural, el gobierno de España ayuda a las personas que se encuentran en situación de dependencia. Estas ayudas están reguladas por la conocida como Ley de Dependencia y son otorgadas en función de los grados anteriores.

El problema es que, en muchas ocasiones, los recursos estipulados por ley son insuficientes y la persona dependiente necesita más ayuda (humana y económica) para poder realizar las actividades básicas diarias.

Es aquí donde entra el Seguro de Dependencia, una garantía de protección que cubre al asegurado y a su familia frente a cualquier imprevisto que provoque la pérdida de cualidades físicas y psiquicas. Estas son las preocupaciones más habituales derivadas de una dependencia:

Ayuda a domicilio: Si una persona se convierte en dependiente, necesitará que alguien le ayude en sus tareas diarias. Hay ocasiones en las que ningún familiar o amigo puede hacerse cargo, así que el seguro cubrirá la contratación de una persona que se encargue.

Gastos de cuidado: Los materiales y accesorios que son necesarios para el uso diario de la persona dependiente pueden ser muy caros. El Seguro de Dependencia indemniza a la persona o su familia para poder afrontar dicho gasto.

El Seguro de Dependencia es uno de los muchos que ofrecemos en nuestra web. Si quieres un seguro como este o de cualquier otro tipo, puedes utilizar nuestro comparador y encontrar una póliza a medida que cubra tus necesidades.