Desvincular un seguro de vida de la hipoteca

No es obligatorio contratar un seguro de vida con el banco que te concede la hipoteca

¿Cómo desvincular un seguro de vida de la hipoteca?

Hace unos años era una condición indispensable contratar un seguro de vida con la propia entidad bancaria para poder conseguir una hipoteca. Ahora, ya no es obligatorio contar con un seguro de vida para contratar una hipoteca y, a día de hoy, el banco debe ofrecerte tanto productos vinculados como otros ajenos.

Es muy recomendable tener un seguro de vida

Esto no quiere decir que el banco no pueda ofrecerte un seguro de vida vinculado a la hipoteca que vayas a contratar, de hecho lo harán, pero el cliente tiene derecho a no aceptar las ofertas que la entidad proponga.

Ahora bien, es más que recomendable contar con un seguro de vida al pedir una hipoteca, ya que los bancos lo cuentan como un condicionante y en muchos casos se mostrarán reacios a otorgar una hipoteca a alguien que no tenga un seguro de vida, porque de esta forma no se podrá garantizar la solvencia del cliente en caso de fallecimiento.

El cliente puede contratar por su cuenta una póliza que cumpla los requisitos establecidos por la entidad bancaria.

Cómo desvincular el seguro de vida de la hipoteca

Si en el momento de contratar una hipoteca el cliente contrató un seguro con la propia entidad bancaria, debe saber que es fácil desvincular el seguro de vida de la hipoteca. Esto se suele hacer porque se ha encontrado una con mejores condiciones y se desea sustituir la que en su día se contrató con el banco por la que se ha encontrado recientemente.

Como es natural, se tiene que conseguir el consentimiento por parte de la entidad bancaria. La forma de hacer esto es, además de comunicárselo con la antelación suficiente y en la forma adecuada, demostrando al banco que se ha contratado un seguro de vida que sustituya al que se contrató en su momento y en el cual el banco debe ser beneficiario.

Si quieres desvincular el seguro de vida de la hipoteca antes de que hayan pasado 30 días, será suficiente con comunicar al banco que renuncias al seguro que contrataste con ellos antes, acogiéndote al acuerdo de desistimiento unilateral. Ellos deberán devolverte el importe pagado restando los días que ya hayan transcurrido. No es necesario aportar ninguna explicación que justifique la decisión.

Si han pasado más de 30 días y menos de un año, lo ideal es esperar a que quede un mes de cobertura para avisar al banco, ya que ese primer año ya estaría cubierto.

Si se ha superado el primer año de contrato, el cliente debe asegurarse de que la suya no se trata de una hipoteca bonificada, ya que en este caso darse de baja del seguro de vida contratado conllevaría un cambio en las condiciones del préstamo. Una vez confirmado esto, se debe avisar con la antelación suficiente para que el banco tramite y acepte la propuesta.

Ahora que ya sabes como desvincular un seguro de vida de la hipoteca, puedes utilizar nuestro buscador para encontrar un seguro de vida que mejore el que contrataste en su momento.